Algo interesante que decir

Luis se levanta de la cama, se ha levantado de ella cientos de veces, se queda de pie, mirando a su arrugada compañera con la que no hace el amor hace ya bastantes años, cuando eran un matrimonio feliz y súper sexual que lo hacían a todas horas y en todos los rincones de su pequeño apartamento;
Luis cada mañana hace lo mismo, entra en el water, orina , se afeita y luego saca a la perra; ya no tiene niños pequeños que acompañar al colegio, eso le hace sentir mas viejo y mas inútil de lo que se suele sentir; Luis vuelve a casa para dejar a la perra, coge su bolsa con la ropa del trabajo, pasa por el estanco para comprar su tabaco negro que tantas horas le han acompañado en el trabajo, en esas horas muertas cuando no pasa nada y el trabajo ya esta echo, se mete en un pequeño rincón estratégico donde el jefe no le pueda encontrar y se echa su cigarrito con los otros compañeros; haciéndose el interesante con su cigarro en la comisura, como si fuese a decir algo que valiese la pena y cambiase un poco el sentido de nuestra existencia; ese viejo experimentado tiene muchos callos en las manos pero poca sabiduría que trasmitir a los mas jóvenes, su tiempo de ocio lo ha perdido ojeando las revistas deportivas y eso se nota en su mirada vacía ; yo estoy allí de pie, vestido de cocinero como el y otros que también nos acompañan esa mañana que hay poco que hacer en el trabajo, esperando a que Luis suelte algo interesante, pero de esa boca no sale nada; tantos años de mierda sacrificados, encerrados en esta mierda de hotel para que después de treinta míseros años, no sueltes nada útil por tu maldita bocaza…….que cielo mas gris hace esta soleada mañana.